REIKI

Tratamiento_reiki 

Reiki es un sistema ancestral, de gran sencillez, para curar transmitiendo energía por imposición de manos.  Reiki es un término japonés que alude a la “Energía Vital Universal”. Esta es la misma energía que ha sido conocida por distintas culturas, recibiendo denominaciones como “Prana”, en la India, o “Chi” en la China, y que también algunos científicos han denominado “Bioenergía” o “Bioplasma”. 

El Reiki es una energía semejante a ondas de radio, y puede ser aplicada con eficacia, tanto localmente como a distancia; no es como la electricidad, no produce cortocircuitos, no destruye los nervios ni los tejidos más frágiles. Es una energía inofensiva, sin efectos secundarios, sin contraindicaciones, compatible con cualquier tipo de terapia o tratamiento. Es práctica, segura y eficiente, y, por medio de la técnica, equilibra los siete chakras o centros de fuerza sutil de energía, localizados entre la base de la columna y la parte superior de la cabeza. (ver artículo sobre los Chakras).

Cuando hacemos uso de la energía Reiki estamos aplicando energía-luz, tratando de recuperar y mantener la salud física, la mental, la emocional y la espiritual; es un método natural de equilibrar, restaurar, perfeccionar y curar los cuerpos, creándole un estado de armonía al ser.  

El Reiki se encuentra al alcance de todos, inclusive de los niños, ancianos y enfermos. Todos podemos ser un canal de Reiki; no existe límite de edad, ni exige ninguna condición previa.

 La técnica es segura, sin efectos secundarios ni contraindicaciones.No es un sistema religioso o filosófico que proponga restricciones ni tabúes. No utiliza talismanes, rezos, mentalizaciones, visualizaciones, fe, ni ningún objeto, para su aplicación práctica. 

El Reiki puede aplicarse adecuadamente en el mismo lugar o a distancia. El practicante coloca simplemente las manos y la energía fluye en la intensidad y en la calidad determinada . Eso…no es determinado por el terapeuta, ya que se dice de la energía Reiki , es “Inteligente”, lo que significa que cada persona recibirá exactamente la cantidad de energía que su ser necesita. Esta práctica, considera a la persona de forma holística, en los cuerpos físico, emocional, mental y espiritual, no teniendo en cuenta solamente la supresión de la patología, sino devolverla a un estado natural y deseable de bienestar y felicidad. La práctica Reiki está incorporada al contexto de las prácticas terapéuticas alternativas reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S).

 

UN POCO DE HISTORIA

 

Oculto para la humanidad durante mucho tiempo, el Reiki fue redescubierto a mediados del siglo pasado, por un japonés, Mikao Usui, sacerdote cristiano, profesor de teología y rector de la universidad cristiana de Doshisha, en la ciudad de Kioto en Japón.

Motivado por la interrogante de sus alumnos acerca de cuál era el método de curación mediante el cual Jesús sanaba a los enfermos, Usui emprendió por su cuenta una extensa investigación en fuentes cristianas y también budistas. Al cabo de diez años de intensa búsqueda, y tras vencer numerosas dificultades, logró redescubrir y develar la técnica del Reiki.

El último escollo que tuvo que superar, fue una prueba consistente en 21 días de meditación, ayuno y oración, en el monte sagrado Koriyama.

Al final de este lapso Mikao Usui tuvo una experiencia de revelación: vio un rayo de luz que descendía velozmente desde lo alto, y sintió como éste lo tocaba con tal fuerza que lo tiró al suelo. Percibió entonces unos símbolos especiales, que después pudo comprobar que eran los mismos que había descubierto en sus investigaciones en antiguos escritos. Estos símbolos eran la clave de sanación que Cristo y el Buda utilizaban. 

Cuando bajó de la montaña, Usui ya poseía el poder de sanar a otros.

Durante los años siguientes se dedicó a practicar este método, al que llamó Reiki, y luego comenzó a enseñarlo a otros.

 

Para el Reiki todas las enfermedades constituyen desequilibrios y bloqueos en el correcto flujo de la energía, a través de una red de canales ubicados en estos cuerpos sutiles.

 Al traspasar energía del terapeuta al enfermo, el aura o campo bioenergético de éste se limpia y se equilibra, permitiendo que pueda actuar su poder natural de auto curación.

En una sesión de Reiki son muy variadas las sensaciones que puede experimentar el paciente. Algunos podrán percibir una sensación de calor, hormigueo, cosquilleo o vértigo. Otros sentirán alivio de dolores, o se relajarán profundamente hasta dormirse en horas desusadas.

Algunos más con el Reiki pueden atravesar una fase de desahogo de emociones reprimidas, las cuales pueden ser el origen de sus dolencias psicosomáticas.

La esencia del Reiki es el amor, y las sesiones constituyen una experiencia por la cual se establece un contacto con la Energía Divina que se hace fácilmente perceptible.

El terapeuta de Reiki debe estar consciente que la curación procede siempre de planos superiores, y es un poder restituyente que no posee, sino que se permite que se manifieste a través de él.

 Para aquellos que desean seguir este camino , en el sistema de Reiki se diferencian cuatro grados:

El primero es la introducción a la técnica que incluye una iniciación ritual, la cual le faculta para tratarse a sí mismo y a otros.

El segundo grado o nivel del Reiki enseña símbolos que potencian aún más la energía, y permiten la condición de sanación a distancia.

El tercer grado constituye la maestría, y es el único nivel que faculta para iniciar a otros.

Existe también, un cuarto grado: La gran maestría, o maestro-profesor. Algunos le llaman “Nivel Espiritual”. La persona que es iniciada en este nivel, recibe los conocimientos de cómo iniciar a otras personas.

 Pero…debemos recordar, que como en cualquier otra actividad u opción que tomemos en nuestra vida, el estudio constante, la observación y la práctica, son vitales. Debemos considerar que siempre hay cosas que aprender , cosas sorprendentes y maravillosas, que harán nuestro camino más fácil, feliz y armónico.

 

Entonces:

 “Que puedas ser feliz

Perfectamente saludable

Y…libre de todo sufrimiento”

 M. Eugenia Miranda L.

Terapeuta Reiki Nivel  III

Anuncios

Un comentario sobre “REIKI”

  1. María Eugenia, muy buen artículo sobre el reiki. A mi me ha ayudado mucho cada vez que lo he necesitado. Es una excelente alternativa.

    Gracias por la página y la posibilidad de conocer más sobre estas temáticas tan poco difundidas, pero de interesante contenido.

    Saludos.

    Sergio C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s