NO TENGO TIEMPO…

No tengo tiempo…O…¿No quiero tener tiempo?

Tanto hemos hablado de los tiempos locos que vivimos…Y de pronto me asalta la pregunta…¿Es real o ficticia esta sensación?

La sensación de “no tener tiempo propio” o de que “nuestro tiempo es escaso” o simplemente “no tengo tiempo para mí” , está hoy en boca de todos. Y eso me hace recordar otros momentos, en que había siempre un momento para escuchar al prójimo, o para tomar un café con un amigo y sonreir.  Hoy…lo planeamos, pero no lo realizamos jamás.

Hemos llenado nuestro día de compromisos, reuniones, carreras, acciones que llenan el espacio diario  y que no nos permiten ocuparnos de lo más importante: nuestro mundo interno.

Habría que analizar  que pasa con los eternos “ocupados”, cuando se les presenta un día libre: simplemente, colapsan. Se ven obligados a sentarse frente al espejo y mirar sus rostros. Y allí, también, se ven obligados a analizar quienes  son, o cómo son. Probablemente ese análisis, les dejará desolados, no tienen el hábito de “mirar dentro de sí. En ocasiones ni siquiera conocen el sendero que deben recorrer para hacerlo.

Las personas “terriblemente ocupadas”, generalmente se dejan atrapar por la vorágine que se nos ofrece  a todos. Gran parte de las situaciones que les quitan el tiempo, podrían solucionarse con un “NO”, dicho de forma franca o adecuada.  ¿No podemos, acaso, negarnos a participar en obligaciones sociales que no nos agradan? Y…nuestro día de trabajo…debe acaparar 18 horas de nuestro tiempo en vez de 8 o 9?

El hábito que debíamos adoptar como frecuente y que debiera ocupar muchas de nuestras horas, es… mirar dentro de nosotros. Porque no vinimos a este mundo a “producir”, sino a evolucionar, a aprender. Cuando llegue el momento de rendir cuentas de lo que hicimos con nuestra vida…¿Servirá de algo decir que ganamos miles de millones? ¿Le hará sentido a nuestro Padre que le digamos que fuimos “Profundamente  admirados”?  Seguramente en ese momento nos preguntaremos por que perdimos tanto tiempo produciendo en vez de usarlo en ser mejores personas, en amar, en practicar la compasión…

He comprobado también, que esta sensación de no tener tiempo es irreal. Muchas veces nuestros compromisos se ven mayores en cantidad de lo que realmente son. Y de pronto nos encontramos con que el tiempo “nos sobró”. Y…¿Qué hacemos?  Simple: seguir trabajando. Ocupar hasta el último segundo de nuestra existencia a tener más o a cumplir con lo que nos han enseñado que “debe ser”.

Personalmente, puedo decir  que empiezo a ganarle al reloj. He reorganizado mi tiempo, he dicho NO muchas veces aunque no reciba precisamente sonrisas, me he olvidado de buscar el dinero como forma de bienestar, privilegiando lo que hace feliz a mi alma. Obviamente , sé que vivo en este mundo y debo procurarme la subsistencia. Pero…no puedo permitirme olvidar que mi alma y yo somos una y debo alimentarla también. Y el alma se alimenta de la meditación, la lectura, el compartir nuestro afecto ,el contacto con la naturaleza  y cientos de cosas más que seguramente ustedes conocen tan bien como yo.

Esta es… una forma más de vivir sanos. Mi abrazo de LUZ para ustedes.

M. Eugenia Miranda L.

Master Reiki

International Practitioner de Flores de Bach

Aromaterapeuta.

Anuncios

3 thoughts on “NO TENGO TIEMPO…”

  1. ¡¡Sublime!!….perfecto…..maravilloso el mensaje.
    Un excelente mensaje de bienvenida al “Despertar de la Conciencia”.

    Que la luz brille en tu interior simpre.
    Felicitaciones por esta meditación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s