¿LA MEDIA NARANJA?

Nos hemos acostumbrado a la expresión “buscar a la media naranja” o  “buscar la otra mitad”, cuando se trata de buscar o se desea estar en pareja. Incluso proliferan en internet  sitios donde ofrecen encontrar por ti a tu “media naranja”. Y quienes entran a esos sitios, realmente creen que van a encontrar  a alguien que tenga las virtudes , conocimientos y formación  que él o ella no tienen… o que será una especie de “Príncipe Azul” o “Princesa” que vendrá a solucionar  todos sus pesares…y simplemente serán perfectos .

La expresión amorosa “la media naranja” tiene su origen en un mito que narra el poeta de comedias griego Aristófanes en la obra de Platón llamada “El Banquete”.

Contaba Aristófanes que, en un principio, la raza humana era casi perfecta. Los seres eran esféricos como naranjas; tenían dos caras opuestas sobre una misma cabeza, cuatro brazos y cuatro piernas que utilizaban para desplazarse rodando.

Pero el hombre, por vanidad,  se enfrentó a los dioses y Zeus , para castigarlos, los partió por la mitad. Desde entonces dice el mito, el ser humano busca desesperadamente a su media naranja para sentirse completo.

El problema consiste justamente en eso: buscar fuera de nosotros ,  algo que  debería ser nuestra constante  inquietud: la evolución, el crecimiento como seres humanos, la perfección, la felicidad.

Este necesitar  depender  físico-emocional mente de otro, es el  que lleva al fin al quiebre del amor. Porque no  estás con otro “Por que lo amas”. Estás con otro, porque “Lo necesitas”. Lo que inevitablemente llevará al egoísmo y el control del ser  amado.

Tal vez la forma correcta de relacionarse y que sí implica amor, es buscar a alguien para “caminar juntos”, para compartir lo que tengo , para hacer senda en  común, con toda la libertad que ello conlleva.

También hay quienes  buscan  pareja para “no estar solos” . Por que han llegado a un punto en que son incapaces de llenar el vacío que sienten a su alrededor. Y creen que encontrando una pareja todo será distinto. Piensan que ese ser que viene a compartir su vida, la transformará como por arte de magia. Y lamentablemente no es así. Ese ser que está tan necesitado de compañía,no ha descubierto aún que si no logra entretenerse a sí mismo o hacer de su vida algo interesante, tampoco podrá hacerlo con otro a su lado. Y pronto se dará cuenta de que la monotonía , pasado el primer momento de entusiasmo, lo llenará y se sentirá más solo que nunca.

Lo que deberíamos comprender  es que fuimos creados completos. No somos mitades de nada.  Somos seres que solamente necesitan caminar para aprender o recordar cosas que se han aprendido en otras vidas.  Pequeños dioses que para evolucionar no necesita a “otra mitad”, como tampoco la necesitan para ser felices. Pero sí podrían ser felices compartiendo el amor y el camino con alguien más, sin pretender obtener del otro más que sonrisas.

M. Eugenia Miranda L.

Master Reiki

Practitioner de Flores de Bach

Aromaterapeuta

Anuncios

2 comentarios sobre “¿LA MEDIA NARANJA?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s