¿BUENA SUERTE? ¿MALA SUERTE? QUIÉN SABE…

Solemos hablar de la “mala suerte” o la “buena suerte” como si realmente fueran fuerzas que guían nuestros actos o nuestra existencia. En realidad, no es así. Pero…antes de escribir más sobre este tema, quisiera que leyeran con atención  , este pequeño cuento que me contó una gran amiga hace mucho tiempo y que hoy vuelvo a leer.

“Una historia china habla de un anciano labrador que tenia un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano se acercaban para condolerse con el y lamentar su desgracia, el anciano les repitió: ¿Mala suerte?  ¿Buena suerte?  ¿Quién sabe?.

Una semana después, el caballo volvió con una manada de caballos salvajes.  Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Este les respondió: ¿Mala suerte?  ¿Buena suerte?  ¿Quién sabe?

Cuando el hijo del labrador intento domar uno de aquellos caballos salvajes, cayo y se rompió una pierna. Todo el mundo considero esto como una desgracia. No así el labrador se limito a decir: ¿Mala suerte?  ¿Buena Suerte?  ¿Quién sabe?

Unas semanas mas tarde, el ejercito entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota, lo dejaron tranquilo. Había sido ¿Buena suerte?  ¿Mala suerte?  ¿Quien sabe?

http://www.amarillasinternet.com/cl/la_reina/maría_eugenia_miranda_lastarria_baransu_terapias_complementarias_tratamiento_depresion/baransu_terapias_complementarias.html

Siempre achacamos  a la “suerte”, la consecuencia, por así decirlo, de nuestros actos o nuestras actitudes. Si algo no nos sale bien, culpamos a la suerte de ello. Y olvidamos así, que tenemos cierta responsabilidad sobre todo lo que hacemos, decimos o pensamos. Todo aquello que deseamos, como lo que sentimos y verbalizamos, tiene un efecto, ya sea en nuestro mundo físico, o  en mundos más sutiles.

Si tuviera que hablar de mis propias experiencias, podría decir que he tenido algunos momentos de “mala suerte”, pero no sería honesta al hacerlo. Sería verdadero explicar que muchas de las cosas negativas que han ocurrido en mi vida, han sido solamente una consecuencia de mis propios errores. Y si he sufrido por alguna causa, sólo ha sido por que no he comprendido a tiempo la correcta manera de decir, actuar o pensar o no he comprendido que cada cosa tiene su tiempo y su ritmo.

Aún podría decir más: cada cosa negativa que ha ocurrido en mi vida me ha enseñado una lección. Y si en el momento no logro verlo, la verdad surge tiempo después claramente.

El anciano de la historia simplemente observaba, sin juzgar la situación.¿ Buena suerte? ¿Mala suerte? Él sólo esperaba la consecuencia o el “efecto “ de  lo que estaba sucediendo. Esperaba a ver lo que pasaría, ya que sabía bien que todo en el universo es perfecto.

Nuestro mundo y el universo entero, fue creado en perfección. Nada está entregado al azar .Todo tiene sentido, motivo y tiempo (aunque no siempre es el tiempo nuestro) Debemos recordar también,  que todo lo que nos sucede, fue elegido por nosotros antes de nacer. Para aquellos que creemos en la Ley del Retorno y la Recurrencia, llamada comúnmente reencarnación, esto es una realidad. Antes de reencarnarnos en nuestro cuerpo actual, hubo un momento en que junto a nuestros maestros, elegimos la clase de vida que llevaríamos, quienes formarían nuestra familia y las lecciones que debíamos aprender.  Somos libres de tomar la dirección que se nos venga en gana , de actuar como queramos. Pero  deberemos luego aceptar sus efectos.

Y si hablamos de “Buena Suerte” debemos intentar recordar aquellos actos de amor que dejamos en el camino y que por supuesto tienen su efecto positivo. 

Nada es casual. Todo es causalidad. Por lo tanto, no es tan malo pensar en el momento en que sufrimos, que ese sufrimiento tiene algún sentido y que ese sentido lo descubriremos…cuando hayamos aprendido lo que debemos aprender.

Por el contrario, es maravilloso pensar, mientras sonreímos felices, que esa sonrisa también es efecto de algo que hicimos sin pensar en la recompensa, o en los bienes materiales , o en que recibiríamos  algo a cambio. Una mano que tendimos, una lágrima que secamos, una risa que arrancamos en una persona triste.  Y cuando sonriamos, no olvidemos que por sobre todas nuestras acciones, dolores, pensamientos, errores y aciertos, hay un Padre Dios que nos ama profundamente y que ese amor…es infinito.

M. Eugenia Miranda L.

Master Reiki

Practitioner Internacional de Flores de Bach

Aromaterapeuta

Anuncios

12 comentarios sobre “¿BUENA SUERTE? ¿MALA SUERTE? QUIÉN SABE…”

  1. TE COMPARO CON MI PADRE, GUARDANDO LA DIFERENCIA, PUES CRFEO TU ERES UNA “MAESTRA”, PERO EL ERA MUY AMIGO DE LA FILOSOFÍA, ME CONTABA CUENTOS DE SABIOS QUE RECOGIAN HOJAS Y SE PREGUNTABAN…¿HABRA OTRO MAS POBRE QUE YO ? TU SABES ESA FABULA…ESOPO…CREO QUE ERES SABIA, ME ALEGRA TENERTE EN MIS CONTACTOS, UN SALUDO, GERMÁN

    1. Gracias por tus conceptos, amigo mío. Aunque …disto mucho de la sabiduría. Mi camino recién empieza, Germán.
      Sí, conozco esa fábula. Hace muy bien leerla de vez en cuando.
      Gracias por participar en Camino Saludable. Los aportes de nuestros lectores, son siempre importantes. Un abrazo de LUZ.

      M. Eugenia

  2. !hola amiga!! !que grande eres!!.- me estaba preguntando ¿que será de mi amiga? Habra recibido mis correos? se habrá reido? Bueno, todo es causalidad . Yo creo ciertamente que es asi, por eso, agradezco todos los días el poder compartir con mi familia , mis nietas y el conjunto, las distintas horas de cada día que amanece
    Un abrazo

    1. Mi querido Eduardo: Que bueno verte aquí. Sí, he recibido tus correos y te aseguro que me he reído muchísimo. Gracias por las alegrías que me regalas. Que Dios te bendiga siempre. Un abrazo

      M. Eugenia

  3. Todo es causalidad, María Eugenia, tienes razón. Y muchas veces nosotros mismos tenemos la posibilidad de “ayudar a la suerte” y no actuar como sujetos pasivos e incapaces de incidir en nuestro destino. En ocasiones la suerte es el encuentro de la oportunidad con la preparación. En tales casos, Dios nos da la chance de ser, en cierta medida, artífices de nuestro propio destino. Un abrazo cariñoso. Walter

  4. Maria Eugenia,,que alegria de conocerte,,,,,,,,,,,,veo y leo todo,todo todo ,,,y te he sacado muuuuuuchas cositas lindas,,,,,,,,aunque no lo sepas te visito siempre,,gracias ,gracias,gracias,Anita

  5. Es un gusto saber que hay personas tan positivas, yo siento que lo soy tambien pero a veces me siento derrotado y pienso que la mala suerte la atrae uno mismo y cambio mi actitud a la vida,
    saludos a todos y que Dios los bendiga .
    me gustaria saber de que pais son
    yo soy de Mexico.

    1. Gonzalo:

      Gracias por pasar por Camino Saludable. Estoy muy de acuerdo contigo , la “suerte” la atrae una visión positiva de la vida. Tú atraes lo que eres, si eres positivo, atraerás cosas felices a tu camino. Somos de Chile, Gonzalo. Bienvenido. y gracias por compartir tus opiniones con nosotros.

  6. Maria Eugenia muchas gracias por ser tan positiva, yo lo intento ser en todos los ordenes de mi vida y estare siempre muy agradecida a dios y a la vida pues tengo la suerte de tener a mis hijos, uno tuvo una grave caida. Gracias dios y gracias a personas como tu pues hoy lei circunstancialmente tus comentarios y creo que los debemos de potenciar la amabilidad el respeto el cariño y las buenas energias. Somos de españa. Manuela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s